domingo, 13 de marzo de 2011

Rodajas de pescado con salsa de vino y zanahorias

INGREDIENTES

6 rodajas de pescado, 200 cm3 de vino blanco, 2 cucharadas soperas de jugo de limón, 1 ajícito rojo. 1 hoja de laurel, ramita de romero, 2 cucharadas soperas de mantequilla, sal a gusto,

1 cucharada sopera de maizena, agua (para disolver la maizena): cantidad necesaria, 300 grs. de zanahorias pequeñas cocidas al vapor, ramas de romero y rodajas de ajicitos (para decorar): cantidad necesaria.

PREPARACIÓN

Colocar las rodajas de pescado en un recipiente. Rociar con vino blanco, jugo de limón y, si lo desea, el ajicito. Incorporar el laurel y romero. Dejar marinar en la heladera, cubiertos con papel film, durante 15 minutos.

Ubicar la mantequilla en una sartén profunda o cacerola y llevar a fuego moderado. Condimentar el pescado con sal, dorarlo de ambos lados y cocinar hasta que esté tierno pero firme. Retirar. Reservar al calor cubierto con papel de aluminio.

Poner el líquido de la marinada en el recipiente donde se cocinó el pescado. Dejar que rompa el hervor. Disolver la maizena en un poco de agua y agregar a la preparación anterior. Cocinar, revolviendo continuamente, hasta que la salsa espese.

Servir las postas de pescado con la salsa y las zanahorias. Decorar con ramas de romero y rodajas de ajicitos.



Las ventajas del consumo de pescado

Una dieta sana y equilibrada, que sea capaz de reportar efectos positivos sobre la salud, requiere gran variedad de alimentos entre los que debe estar presente el pescado.

Las múltiples posibilidades que ofrece en la cocina, junto con sus características nutritivas, convierten al pescado en un alimento indispensable en la dieta y recomendable en todas las edades y en las distintas etapas fisiológicas (infancia, adolescencia, embarazo, lactancia, edad adulta y vejez). Eso sí, el buen hábito en la dieta alterna el consumo de pescados con otros alimentos.