jueves, 8 de septiembre de 2011

Trufas de chocolate

INGREDIENTES

1 paquete de galletitas de chocolate, 150 grs. de chocolate de taza, 250 grs. de dulce de leche, 3 cucharas de mantequilla, granas o coco rallado (cantidad necesaria para decorar)

PREPARACIÓN

Triturar todas las galletitas muy bien. Aparte, en una cacerola, derretir a baño María el chocolate, el dulce de leche y la mantequilla. Mezclar bien hasta que se derrita todo y quede una mezcla homogénea.

Luego, agregar en la cacerola las galletitas trituradas. Incorporar bien todo y sacar del fuego. Dejar entibiar.

Hacer bolitas con la mezcla y rebozarlas en las granas o coco rallado.

Llevar las trufas a la heladera hasta que solidifiquen.

Nota.-

* No hay que olvidar que el chocolate es un alimento con muchas calorías, por lo que desaconsejable en pequeños que sufren sobrepeso.

* Si tu hijo sufre diabetes el darle chocolate será contraproducente debido a su alto contenido en azúcar.

* No es aconsejable en niños que sufran estreñimiento, ya que el cacao es muy rico en tanino un componente que contribuye a favorecer el estreñimiento.

* Debido a las propiedades excitantes del chocolate muchos pediatras desaconsejan dar a los niños este alimento después de las siete de la tarde, ya que les dificulta conciliar el sueño.

Los chocolates

Esta uniÓn es entendible ya que el chocolate tiene unas propiedades muy beneficiosas en los niños. Aprovecha esta atracción para sacar partido de los beneficios que puede aportar el chocolate a tu hijo. Es una buena idea que permitas que tus hijos participen en todo lo relacionado con la alimentación, para que entiendan la importancia que tiene comer todo tipo de alimentos.

La propiedad que contiene el cacao es que excita al sistema nervioso, haciendo que los niños estén más activos y despiertos a los estímulos exteriores, por lo que estarán más atentos a las instrucciones o explicaciones que se les den. Esto es producto de los flavonoides que contiene el chocolate, que hace que se incremente el flujo sanguíneo del cerebro. Además, favorece la eliminación de la orina.

La riqueza en calóricas del chocolate puede ser muy ventajosa, siempre que no se abuse de este alimento, mantiene activos a los niños cuando realizan actividades físicas continuadas. También, ayuda a fortalecer sus músculos y huesos, principalmente en la etapa de crecimiento.

Además, tiene propiedades antioxidantes que ayudan a prevenir que tu hijo sufra en el futuro enfermedades de corazón o relacionadas con el cáncer.

Está comprobado que el chocolate es rico en unos compuestos bioactivos que corrigen los desequilibrios que produce el estrés. De hecho, el chocolate caliente se considera un alimento antiestrés, ya que su alto contenido en cacao genera una serie de reacciones hormonales que calmarán la ansiedad de tu pequeño.

El incluir el chocolate en la dieta de tu hijo es algo que agradecerá y tu garantizarás su crecimiento y desarrollo, pero como con todos los alimentos hay que dárselo en la dosis adecuada.