sábado, 3 de marzo de 2012

Comer pescado y verduras impide el deterioro mental

"Eres lo que comes", advierten con frecuencia muchos seguidores de la buena nutrición, algo que confirma un reciente estudio de la Universidad de Oregón, en Portland, EE.UU.

Según revela la investigación -hecha entre adultos con una edad promedio de 87 años y pocos factores de riesgo de salud mental- una dieta rica en pescados, frutas y verduras impide el deterioro mental que ocurre a medida que se envejece.

Este tipo de alimentación ayuda a mantener niveles altos de vitaminas C, D, E y varias del complejo B, además de grasas omega-3 que impiden que el cerebro se encoja, síntoma asociado con el Alzheimer. Asimismo, quienes se alimentan de esta forma obtienen altos puntajes en las pruebas de habilidad mental.

Alerta con las grasas trans

El estudio destacó que, por el contrario, los adultos con una dieta alta en grasas trans -que se encuentran en frituras, comida rápida y margarinas- tenían mayor probabilidad de poseer un cerebro encogido. Los resultados del estudio los publicó la revista Neurology, de la Academia Americana de Neurología.

Para el desarrollo de la investigación participaron 104 personas quienes tomaron exámenes de sangre para medir los nutrientes en su circulación. Este es el primer estudio que detalla con certeza la presencia de vitaminas y grasas, y su efecto en el cerebro.

El autor del estudio, el neurólogo Gene Bowman, dijo que los nutrientes examinados tienen mayor influencia en el encogimiento cerebral, equivalente a un 37%. En el caso de las pruebas de memoria y pensamiento, la influencia relativa de las vitaminas y grasas es de un 17%. En este último caso, la mayor influencia de un 46% sigue siendo de la edad, la escolaridad y la presión arterial elevada combinadas.