miércoles, 30 de enero de 2013

Rocoto relleno

No solo es ceviche, la gastronomía peruana tiene varios platos que exponen la diversidad y la riqueza peruana. El rocoto relleno es uno de esos platos representativos del vecino país.

Rocoto o locoto. En Perú y Chile es conocido como rocoto, en Bolivia está popularizado como locoto o ají en el oriente. Es un condimento muy picante, lo que ha permitido popularizar su uso en la cocina.

Su color puede variar desde el rojo, verde anaranjado o amarillo. Se produce y se comercializa en su estado natural tanto en el país, como en Perú y México; sin embargo, también se ha industrializado para convertirlo en polvo e incluso en pasta.

Su fisonomía es parecida a la de un pimiento pequeño y se lo utiliza como adherezo o en la preparación de salsas.

Sabroso. El locoto tiene la ventaja de ser versátil en su preparación; sin embargo, su consumo se popularizó principalmente como condimento para darle sabor y calor a las comidas.

En Perú ha sido utilizado incluso como ingrediente principal en algunos platos, de hecho el rocoto relleno es el plato insignia de Arequipa y básicamente consiste en una mezcla de relleno de carne y queso.

En el país su uso principal es en la preparación de la llajwa, una mezcla del locoto, tomate y kirkiña, ingredientes que son mezclados en un batán.

Saludable. Pese a su popularidad, el locoto no es el ají más picante de Perú, ni de Bolivia, es más, este ingrediente tiene una interminable cantidad de nutrientes, minerales y químicos saludables para el ser humano como el fósforo, ácido ascorbico, las fibras, los carbohidratos, las calorías y el hierro, entre otras cosas.

Rocoto relleno
Para 4 personas


Ingredientes

• 6 locotos grandes
• 600 gr. de carne de cerdo
• 1 huevo crudo
• 1 Taza de cebolla roja picada a cuadritos
• 100 gr. de maní tostado
• 2 cdas. de ají colorado en polvo
• 1 cda. de láminas de ajos
• 1 cdta. de pimienta negra
• 1 cdta. de comino y sal
• ¼ taza de aceite vegetal
• 200 gr. queso Dambo
• 50 ml. leche evaporada
• 1 huevo duro

Preparación

1. Limpiar los rocotos, abriendo un orificio por la parte superior, extrayendo con una cucharita las semillas y las venas, raspar las paredes interiores y luego enjuagar y dar un hervor en agua con azúcar hasta que el rocoto esté blando.

2. En una cacerola calentar el aceite, rehogar los ajos, el ají colorado, la cebolla. Una vez bien rehogado, agregar la carne molida, la pimienta y comino. Cuando la carne esté bien cocida agregar el maní tostado y molido y retirar.

3. Rellenar con esto el rocoto más una rodaja de huevo. Preparar para una fuente o asadera, acomodar los rocotos, colocar las rodajas de queso, la leche evaporada con el huevo mezclados y rociar por encima.

4. Gratinar 5 minutos, servir y acompañarlo con papas amarillas al vapor.