lunes, 26 de septiembre de 2011

Frutillas, la vida en color de fresa

De reyes a mendigos, este pequeño fruto hace agua la boca de quien piensa en un dulce bocado de su tierna pulpa.

Fresas o frutillas equivalen a lo mismo cuando se habla de la fruta con la más peculiar distición entre las demás. Su pequeño tamaño, aroma incitante, textura dulzona y simpática forma hacen de las fresas las aliadas principales de una preparación exquisita.

Del ras del suelo a la cima del cielo. Las humildes fresitas crecen en pequeñas plantaciones casi al nivel de la tierra. ¿Quién podía imaginarse que la pequeña fruta sería meticulosamente seleccionada para alimentar los paladares de las cortes reales, platillos nobles, gustos aristócratas y las mesas de alta cuisine del mundo? Su atractivo olor, sabor y brillante color, adornado con diamantes negros en su cuerpo y una corona verde en su cabeza, hacen de las frutillas un bocadillo de reyes.
Se atribuye a las fresas poderes antioxidantes y restauradores de la piel envejecida. Es un secreto a voces que la industria moderna de cosmética recurre a las fresas para elaborar los más sofisticados productos hidratantes, reconstituyentes y anti-age.
Asimismo, posee poderes depurativos y reguladores de la digestión, por lo que es recomendable su consumo con frecuencia.
Su alto concentrado de vitaminas y minerales hacen de ellas un fruto muy completo nutricionalmente hablando. Las fresas son recomendadas como diurético, laxante, desestresante, fortalecedor de dientes y huesos y eliminador de ácido úrico, entre otras propiedades, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Illinois,
en Estados Unidos.
Al mismo tiempo, es muy útil para los regímenes dietéticos, puesto que cuenta con muy poca concentración de glúcidos. También es muy eficiente contra el colesterol, gracias a sus altas dosis de ácido ascórbico y lecitina.
En las mujeres, la infusión de sus hojas alivia los dolores menstruales, mientras que las hojas molidas y aplicadas en el cutis son buenas contra las arrugas.

1.000 variedades de este fruto existen en el mundo. Es una fruta de origen americano.

Un fruto asociado con el amor. Se atribuye a las fresas un poder afrodisiaco, debido a su atractivo color, fuerte aroma y sabor intenso, que producen cambios químicos en el cerebro.
FRESAS & CHAMPAÑA, LA MEJOR COMBINACIÓN. Los expertos recomiendan beber una copa de champagne acompañada por fresas, ya que éstas intensifican las propiedades gustativas de la bebida espumante. La acidez de esta fruta es ideal para ser degustada junto al chocolate, crema, helados y otros sabores compatibles.
Una taza de fresas contiene 34,5 calorías y es una excelente fuente de vitaminas C y P.

Disfrute esta exquisitez

Las frutillas pueden ser empleadas en muchas preparaciones, pero la mejor manera de lucirlas es en un postre.

Frutillas Vendôme
No sólo los plebeyos mueren por las frutillas...
Luis XIV, “el rey Sol”, era tan fanático que creó un certamen literario para encontrar los mejores versos que elogiaran esta fruta.
Imite al monarca y trátese “a cuerpo de rey”...
Ingredientes
4 unidades de yemas
4 cucharadas de azúcar
4 cucharadas de ron
300 gramos de frutillas
50 gramos de nueces peladas
4 cucharas de helado
de vainilla
Preparación
Para el sabayón: batir las yemas con el azúcar. Agregar el ron y continuar con el batido a bañomaría, hasta que la preparación espese y quede bien espumosa. Cortar las frutillas en cuartos o mitades (reservar algunas para decorar) y picar las nueces. Distribuir en cada copa una bola de helado de vainilla, agregar las frutillas y las nueces picadas. Cubrir con el sabayón al ron y decorar con las frutillas.