miércoles, 22 de febrero de 2012

Comida de fin de año Estragos en el estómago

EXCESO DE COMIDA

ALIMENTOS PUEDEN CAUSAR ESTRAGOS

La gran cantidad de fiestas y eventos en el lugar de trabajo como en la casa puede llevar a incrementar entre

3 a 4 kilos en promedio.

Celebrar durante este fin de año no debe ser sinónimo de subir de peso ni de agredir a nuestro organismo. Sin embargo, Navidad y Año Nuevo con todas las celebraciones que se planifican en casa y en el trabajo provocan desórdenes en la alimentación que, en muchos casos, puede incluso significar un problema mayor.

Subir de peso por consumo de alcohol y alimentos hipercalóricos como el panetón, es el primer riesgo que se enfrenta.

La mayor ingesta de alimentos durante fin de año puede derivar en malestares estomacales leves, como diarreas, gastritis, gastroenteritis hasta pancreatitis aguda, por consumo desmedido de alcohol o alimentos.

La rosca navideña y el panetón son alimentos familiares en esta época. Muchos los añoran por meses y cuando llega diciembre comen y comen en cantidades exageradas. Por ello el consejo es evitar o al menos moderar el consumo de estos productos, ya que su aporte de calorías los convierte en los posibles responsables de los kilos que se ganan en estas fechas.

Existen consejos básicos que se deben de seguir, el primero es no asociar la celebración afectiva a la comida.

Se debe aprender a separar la emocionalidad del acto de comer.

Lo segundo, es evitar repetir platos de comidas, masticar y comer despacio para apreciar los sabores.

También, es importante que para comer los alimentos especiales de esta fecha se debe disminuir los alimentos que se comen durante el año. Por ejemplo, si se come rosca navideña evitar las galletas y el pan corriente. Disminuir la cantidad de arroz y papas y aumentar el consumo de verduras y frutas.

Cuidado especial deben tener poblaciones de riesgo como diabéticos o hipertensos, porque el riesgo existe cuando quien come en exceso es una persona que padece de patologías previas como hipertensión arterial o diabetes, y que al salirse del plan de alimentación indicado para su enfermedad va a caer en una descompensación y descontrol metabólico. Si no se padece de enfermedad previa lo único que se hace es aumentar los depósitos de grasa del organismo, y si no se acostumbra a tener hábitos de actividad física y alimentación saludable provoca un aumento del riesgo de una patología cardiovascular futura.

acciones preventivas

Para tener un buen fin de año en familia y evitar contratiempos, que en muchos casos pueden ser una preocupación mayor, los especialistas en nutrición recomiendan: Mantener el consumo de tres comidas al día, incluso los días de celebración. Moderar el consumo de alcohol. No saltarse las comidas como castigo para compensarlas después. Si se tiene muchas actividades sociales y comidas fuera de casa, seleccionar de entre los alimentos disponibles, aquellos con menor aporte de grasas y azúcares. Al programar la cena navideña o de fin de año, considerar las opciones de alimentos más saludables. No llegar a la hora de la cena navideña o a la fiesta con muchas horas de ayuno.

Estas recomendaciones son básicas si se quiere evitar malestares estomacales en las fiestas de fin de año.