miércoles, 28 de septiembre de 2011

BOLITAS DE YUCA


INGREDIENTES

• 1 kilo de yuca.
• 2 cucharadas de mantequilla, a temperatura ambiente
•1/4 taza de queso parmesano
• 1 yema de huevo, batidas
• Sal • Pimienta
• Aceite, la cantidad necesaria para freír
•Queso mozzarella o tipo mantecoso en cubitos pequeños para rellenar las bolitas (opcional)
• Harina, la cantidad necesaria

PREPARACIÓN

Pelar la yuca, cortarla en trozos medianos y colocarla en una olla con agua que la cubra. Llevarla a hervir y cocinar hasta que esté tierna y suave. Pasar la yuca caliente por un colador. Agregar la mantequilla, el queso parmesano y yemas. Amasar hasta formar un puré suave. Mezclar bien. El puré debe tener una consistencia espesa. Tomar porciones entre las manos y formar bolitas. Se puede colocar en el centro de cada bolita 1 trocito de queso mozzarella o mantecoso. Pasar luego las bolitas de yuca por harina. Enfriar en el congelador por un par de horas o más. Calentar aceite en una sartén. Freír las bolitas una vez que el aceite esté caliente. Es preferible hacerlas en varias tandas para que se doren rápidamente, antes que el queso del relleno se derrita. Retirar una vez estén doradas.



Más camba que la yuca, dice el dicho cruceño que hace referencia a este tubérculo que además de identificar a los cruceños tiene sumado a ella nutrientes indispensables para la salud, también en el ámbito de la gastronomía es un ingrediente que complementa múltiples recetas.

La yuca posee una forma alargada, piel parda, pulpa blanca y apariencia de madera. De este alimento existe en una gran variedad, las más conocidas son la manihot y la mandioca dulce.

ES SALUDABLE. Algunos califican a la yuca o mandioca como la planta “base de la vida“, porque es una de las más importantes fuentes de alimentación en extensas áreas del planeta.

Para el nutricionista Juan Velarde "Una de las más importantes virtudes alimenticias de la yuca es su riqueza en carbohidratos, los cuales se presentan en forma de almidón, convirtiéndola en una planta con grandes propiedades energéticas, capaz de saciar el hambre muy rápidamente. Se sabe que 100 gramos de yuca, especie de bajo contenido en grasa, proporcionan 168 kilocalorías", dice.

Además de esto, la yuca posee vitamina A, sustancia fundamental para la formación y mantenimiento de los dientes, y que, además, es de vital importancia para el ser humano dado que genera los pigmentos necesarios para el buen funcionamiento de la retina, desempeñando así un rol importante en el desarrollo de una buena visión. Otra propiedad de la yuca es la importante presencia de la vitamina C, la que tiene entre sus bondades, evitar el envejecimiento y actuar como un poderoso antioxidante, impidiendo en esta forma enfermedades degenerativas como arteriosclerosis, cáncer y el mal de Alzheimer.

SABER CONSUMIR. Por otro lado, el experto advierte que la yuca no se debe de comer cruda ya que es muy rica en ácido cianhídrico y puede provocar vómitos, diarreas y dolor de estómago. "Este veneno desaparece por la acción del calor convirtiendo la yuca en un alimento formidable".

También cabe recalcar que al no contener gluten es un alimento apto para los celíacos.

AL ESTILO DE BOLIVIA. En la dieta diaria, la yuca puede reemplazar al arroz y el pan. En la ciudad se la utiliza como acompañante de platos típicos de la región como el majadito, el locro y el keperí, también se la usa para preparar un delicioso masaco y horneados como el cuñapé y las roscas de maíz.

En otros departamentos como el Beni, es el ingrediente principal para la elaboración del chive (refresco) y en países como Brasil se la usa para preparar la farinha di mandioca, así como para recetas de tortillas.

CONSEJOS


1 PELAR. Para sacarle la cáscara de la yuca corte una parte de ella con un cuchillo, luego intente levantar de un lado con la punta del cuchillo y verá que la cáscara se va a desprender por sí sola facilitando su retiro.

2 CONSERVAR. La yuca se la puede conservar en la heladera en bolsas de plásticos, mejor si no se las pela. Se aconseja consumir hervida y trate de no combinarla con otros carbohidratos para que la dieta no se torne muy pesada.

3 YUCA FRITA. Ponga una olla al fuego con agua y sal hasta que dé un hervor, agregue la yuca y cocine hasta que este blanda. Escurra y frite con abundante aceite (caliente), cuando esté dorada sacar y colocar en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.