domingo, 25 de marzo de 2012

No es 'lunes de pato', pero hoy le explicamos cómo se prepara

Ingredientes

• 1 pato entero de 2-2,5 Kg
• 250 gr de zanahoria cortada en trozos
• 250 gr de papa cortada en 4 partes con cascara
• 200 gr de cebolla pelada y cortada en 4 partes
• 250 gr de tomate cortado en trozos
• 2 vasos Vino tinto
• 4 cucharadas de aceite de oliva
• 1(2 vaso de vinagre balsámico
• Romero
• Pimienta en grano
• Sal
• Salvia


Preparación
Un día antes poner el pato en una fuente, taparlo con las zanahorias, las papas el tomate y la cebolla cortada. Aumentar las copas de vino el vinagre balsámico y el aceite de oliva. Después poner las especias, el romero, la pimienta y la salvia.
Cubrir la fuente y ponerla en el refrigerador. El día después retirar del refrigerador, aumentar sal a gusto y ponerlo en el horno por una hora y media a una temperatura de 180 grados centigrados. Después retirarlo del horno y servir con las mismas verduras de la salsa.


Magret, confit y foie, tres palabras francesas utilizadas para referirse al pecho, los muslos y higados del pato. Actualmente, en nuestra sociedad el "lunes de pato" se ha convertido en una tradición. Sin embargo esta carne tiene un origen mucho más antiguo y lejano, según la historia se consumia incluso antes que las gallinas. El pato es un ave, pero su carne es considerada roja y no blanca como las demas, aclara, el chef italiano Maurizio Vito.

Piezas tiernas. Para elegir un ejemplar fresco se deben apreciar una serie de características físicas, tales como la firmeza de la carne, el aroma fresco y agradable y sin tonalidades amarillentas. Para obtener piezas más tiernas es necesario acudir a las hembras jóvenes, con un peso que supone la mitad de un ejemplar macho adulto", complementa el chef. La carne procede principalmente de la pechuga y las piernas del animal.

Se aprovecha todo. El pato es un animal del que se utiliza prácticamente todo su cuerpo en cocina, resultando el protagonista de algunos de los platos míticos de países como Francia o China. Tanto las pechugas como los magret del pato se pueden elaborar asados, a la parrilla, al horno, a la plancha o fritos, teniendo en cuenta que el centro de la pieza debe quedar poco hecho para que conserve su jugosidad.

Platos especiales. Los acompañamientos de estos platos son variados, resultando el pato a la naranja, aunque también se realizan elaboraciones con setas, champiñones y ajo o con sofrito de cebolla. La carne fina del pato combina a la perfección con frutas que aporten matices de acidez, como la manzana y la pera, o sabores dulces de ciruelas pasas.

Menú solidario. El chef resalta que la carne de esta ave es más consistente. Por ello recomienda, siempre marinar la carne del pato antes de cocinarla. Es decir dejar reposando la carne con los condimentos por lo menos un día. El sabor fuerte de la carne hace que cualquier plato sea un delicioso e irresistible bocado para los comensales. "Anatra alla cacciatora" una receta para cuatro personas que nos enseña hoy el chef italiano para beneficiarnos y degustar de las cualidades de esta carne.