lunes, 15 de agosto de 2011

Verdura que saca grasa - Rabano

ENSALADA DE RÁBANO
INGREDIENTES
•3 Rábanos
• 5 cl de nata fresca
• 2 cucharadas soperas de vinagre
•1 cucharada sopera de aceite
• Sal

PREPARACIÓN
Limpie y pele los rábanos y píquelos finamente. Hierva los rábanos en agua durante 15 minutos. Escurrirlos bien presionando para extraer los jugos. Añada al rábano el vinagre, el aceite, la nata, sal y sirva.

El rábano, es conocido como la “verdura de la poca importancia” por su famosa frase, "Me vale un rábano" aunque esta no hace honor a su apodo y provee interesantes nutrientes al organismo.

Según la nutricionista Beatriz Flores, el rábano es un alimento con un bajo aporte calórico gracias a su alto contenido en agua. "Tras el agua, su principal componente son los hidratos de carbono y la fibra".

TRES VARIEDADES. Los rábanos se pueden clasificar en función de su forma y de su color. De este modo se distinguen tres variedades:

Rábano chino, japonés o daikon: se caracteriza por su forma cilíndrica y alargada. Es de color blanco y sabor suave.
El rábano negro o de invierno: tiene forma cilíndrica y redondeada. Su piel es de color negro y muy difícil de digerir, mientras que su carne es blanca y más digestiva.

Los rabanitos: son una variedad que puede presentar forma esférica, ovalada o cilíndrica. Su piel es de color rojo, rosado, morado o blanco, y su carne siempre es blanca.

SUS BONDADES. De su contenido vitamínico destaca la vitamina C, que tiene acción antioxidante, interviene en la formación de colágeno, huesos y dientes. También están los folatos que colaboran en la producción de glóbulos rojos y blancos.
Asimismo, se puede hallar azufre, calcio, fósforo y magnesio en menores proporciones, pero que de igual manera ayudarán al sistema digestivo, muscular y nervioso.

EMPLEO CULINARIO. Generalmente el rábano se consume crudo, a modo de aperitivo o formando parte de ensaladas, bocadillos u otras preparaciones. En muchas zonas también se consumen las hojas de la planta del rábano cuando están frescas, preparadas de modo similar a las espinacas. Una vez disecadas, se utilizan para la preparación de infusiones.

CONSEJOS


1 ELEGIRLOS. Es preferible elegir rábanos carnosos, de color rojo vivo y de piel suave y sin fisuras. Si conservan las hojas, estas han de tener un color intenso que garantice su frescura.

2 CONSERVACIÓN. Los rábanos se debe guardar en la heladera en bolsas de plástico perforadas. En estas condiciones se conservan hasta siete días. Se aconseja no lavarlos hasta el momento de su consumo.

3 PARA BAJAR DE PESO. Puede licuar juntos tres rábanos con un tomate con cáscara maduro, no agregar edulcorantes. Tomar este preparado durante dos semanas una hora antes del desayuno.



VALOR NUTRITIVO


» CADA 100gr de porción comestible.
» Energía 16kcal.
» Agua 94,4ml
» Proteínas 1 gr
» Hidratos de carbono 2,7gr
» Fibra 1gr
» Potasio 240 mg
» Fósforo 31 mg
»Magnesio 11 mg
»Yodo 20 mcg
»Sodio 27 mg
» Vitamina C 20 mg