sábado, 2 de agosto de 2014

María Paula Baldiviezo es chef, porque a simple vista esta morocha de 21 años y de 1,80 parece una modelo.

Quienes no la conocen, jamás pensarían que María Paula Baldiviezo es chef, porque a simple vista esta morocha de 21 años y de 1,80 parece una modelo.
A tal extremo llegó el asunto, que cuando fue a una entrevista de trabajo la miraron de pies a cabeza para lograr imaginarla entre sartenes e ingredientes en pleno proceso de preparación. “El primer día de prueba se sorprendieron, porque me puse a alzar unas cajas de 40 kilos”, comentó esta boliviana radicada en EEUU, que hace poco finalizó sus estudios en el Culinary Arts School y se desempeña como chef en el restaurante Gracie’s, de Rhode Island.

Ahora que está de vacaciones en Santa Cruz no perdió el tiempo: se sumó al equipo que elabora el nuevo menú de Jardín de Asia. “Son horas y horas de trabajo”, asegura María Paula, que disfruta tanto de la gastronomía, como de la moda, aunque aclara que no es esclava de la misma, porque no le preocupa seguir las tendencias.
Sus looks preferidos incluyen prendas básicas y sofisticadas, para ello no duda en invertir en buenas marcas como Armani, Calvin Klein y Michael Kors. En cuanto a calzados, prefiere los de Steve Madden y maquillarse con L’oreal, Revlon y Dior, porque son productos que le sientan bien a su piel.
Cuando María Paula no está en la cocina, viste chaquetas, chalinas, manillas, jeans y shorts, piezas cómodas para explorar, de manera relajada, los pasillos de los supermercados y encontrar un nuevo ingrediente para alguna receta.

En su estadía en Santa Cruz es donde expone todo su glamour, de la mano de vestidos cortos acompañados con carteras, sus accesorios favoritos