lunes, 27 de octubre de 2014

Tarija despide a doña Pastora, la soberana del saice chapaco



Tarija está de luto, pues una de las personalidades más reconocidas y respetadas del departamento, Pastora Vega Gallardo, más conocida como “doña Pastora” falleció ayer por la mañana.

Con llanto y recuerdos, sus familiares, autoridades y las vendedoras del mercado Central llegaron hasta su hogar para darle el último adiós al ícono de la gastronomía tarijeña.
El informe médico señala que falleció por una hipertensión arterial, aunque otras enfermedades la acecharon en sus últimos años y ocasionaron que ayer a las 9.50 “doña Pastora” deje la tierra que ella misma se encargó de promocionar con su plato de saice. “Antes de irse dejó un mensaje de humildad y amor a sus tres hijos, siete nietos, bisnietos y al resto de su familia”, dijo su primogénito Florindo Patiño.
Empezó “de manera humilde” hace 57 años, vendiendo diferentes tipos de comida, al igual que muchas otras vendedoras del mercado Central, pero con el pasar de los años se especializó en la preparación del plato típico tarijeño, el saice. El aroma, sabor y gusto de su plato trascendió fronteras y llegó con él a personalidades y a autoridades nacionales e internacionales.
Doña Pastora respondía a los extranjeros con su acento típico. “¿Di ande soy yo? del lindu Tarija soy yo”.
Por ser todo un personaje fue reconocida la anterior década por el prefecto Óscar Zamora Medinacelli. El actual gobierno municipal igualmente la distinguió dos veces por sus años al servicio de la gastronomía local y del sur del país.
Las condolencias
“Estamos muy tristes y consternados con la pérdida de la señora Pastora, ya que era una hija de Tarija, pues a través de ella se pudieron transcurrir fronteras. ¿Quién no vino a comer el Saice de doña pastora?”, recordó la concejala municipal, Delia García, quien estuvo presente en el velatorio.
Añadió que hoy se realizará una reunión extraordinaria para hacer un reconocimiento póstumo a la soberana del saice chapaco. “No puede ser que ella se vaya sin que su pueblo la aplauda” sostuvo.
Sonia Vidaurre, una de las amigas y vendedora del mercado Central, manifestó que hace años la conocía, “Hacía un lindo saice doña Pastorita, la genta se llenaba, ya que era el mejor de Tarija”, asegura.
Su nieto, César Patiño, dijo que están muy dolidos ya que era una mujer que trabajó toda su vida y reconocen que su única satisfacción era el darles bienestar a sus hijos, nietos y bisnietos. Añadió que fue un ejemplo de madre, abuela y bisabuela por lo que espera “que Dios la tenga en su gloria”.
La invitación
El velorio se realiza en la casa ubicada en la calle Daniel Campos antes de llegar a la calle Cochabamba. La misa se efectuará a las 16:00 en la Iglesia San Roque y el entierro será en el Cementerio General a las 17:00.