lunes, 18 de marzo de 2013

Ferrán y Albert Adrià optan por la cocina fusión peruana

Ferrán Adrià, alma creativa del famoso restaurante El Bulli junto a su hermano Albert, no para en sus ambiciosos proyectos gastronómicos.

Tras los restaurantes Tickets y 41º, se adentra ahora en la cocina nikkei con Pakta, donde la fusión peruana-japonesa está marcada por su personal sello. Asimismo, ultima los detalles de su exótico restaurante mexicano.

La decoración del local, muy cercano a los otros dos que tiene en el famoso Paralelo de Barcelona, es acorde a la propuesta de este tipo de cocina.

De ella, el afamado cocinero destaca “la secuencia de causas y de nigiris, para comer con dos dedos”, a los que ha otorgado su estilo “para hacer algo diferente” y que al comensal, que espera llegue de todo el mundo, “le merezca la pena”, explica.

También ofrecen ají de gallina, pincho de anticucho (en el que ha sustituido el tradicional corazón por pierna de cordero), ceviches, tiraditos, un plato de bacalao negro -“nuestra versión del famoso de Nobu”, apunta- y postres como mochi japonés o picarones limeños “un poco versionados”.

“Mantenemos a nivel gustativo la esencia, pero dándole nuestro toque, apunta el cocinero y repostero de El Bulli, quien añade que ahora están rodando sus creaciones culinarias en varias sesiones de pruebas y que seguirá, junto a su equipo, trabajando en una ambiciosa carta.

El auge de la cocina fusión

“Nos queda mucho trabajo por delante, pero estamos ilusionados”, explica Albert Adrià.

Aunque lleve su impronta, se trata de una propuesta totalmente diferente a sus otros restaurantes. “Cada local, aunque esté firmado por el mismo grupo de personas, tiene que tener su propia personalidad: no es coger una ostra y decir ahora la hago a la española, a la japonesa y, por supuesto, a la mexicana”.

El precio medio por comensal es de cien euros; “rebajarlo es difícil porque el producto es caro, el sitio es pequeño y trabajamos 15 personas”, argumenta Albert Adrià en una entrevista.

Con Pakta hecho realidad, los hermanos Adrià planean para octubre la apertura de un restaurante mexicano. Estoy luchando para que se llame Yaguar, pero tengo problemas con nombres de empresas, así que en principio se llamará Yaguarcan (casa del jaguar)”, anuncia Albert.

Cocina Adrià
Experience En Barcelona se presentará Experience, un “minibulli” con un ambicioso menú de degustación de alta cocina para comer con los dedos en 41 pases y para un máximo de 16 personas.


Tickets Tickets, el restaurante de tapas creativas que abrió en 2011, se presenta como un restaurante “de modesta estructura, pero al mismo tiempo ha elevado la tapa a un nivel gastronómico excelso”, escribió el crítico Philippe Wotan, en la famosa Guía Michelin.




Serán un multiespacio de 800 metros cuadrados, con un bar para comer de forma más informal para 47 personas.