sábado, 30 de marzo de 2013

Micronutrientes combaten la desnutrición

Los micronutrientes se encuentran en vitaminas y minerales, entre los más importantes están: el yodo, hierro y vitamina A, sustancias que el organismo necesita en pequeñas cantidades y que son indispensables para los diferentes procesos del metabolismo. La falta de micronutrientes provoca la desnutrición en los niños menores de 5 años, lo que se traduce en un bajo peso para la talla y edad del niño.

Femenina conversó al respecto con la nutricionista de Cenfide Abad Arancibia, quien explicó la importancia del consumo de vitaminas y minerales en la alimentación diaria, así como los omplementos que utiliza en el tratamiento de casos específicos como la desnutrición.

“La desnutrición se maneja sobre todo en niños menores de 5 años que no tienen un buen peso y talla para la edad que tienen, problema que no molesta y no duele, pero que tendrá repercusiones en su vida. El niño desarrolla su maduración cerebral hasta los 2 años de edad y si en ese tiempo no se cuida este aspecto, a la larga el pequeño tendrá problemas de aprendizaje, es cuando los padres buscan ayuda profesional”, explicó Abad. La especialista asegura que en muchas ocasiones las dificultades en el aprendizaje se deben a problemas de desnutrición en los niños y que en ese momento recién los padres buscan ayuda cuando la maestra se queja, porque el niño es indisciplinado. Sin percatarse que el problema está en que el niño tiene una retención reducida y se cansa con rapidez molestando a su compañero de al lado.

COMPLEMENTOS

La especialista aseguró que la nutrición debería ser la base de la alimentación y que para tratar los problemas de bajo peso y estatura, se debe realizar un diagnóstico previo para proporcionar una dieta adecuada acompañada de los complementos que ayuden a restituir el estado normal del niño.

“La nutrición es la base de la alimentación y como complemento utilizo en mis tratamientos los preparados elaborados por Farmacia Artesanal, como ser micronutrientes y jarabes que sirven de apoyo, para obtener una recuperación más rápida en poco tiempo”, explicó Arancibia.

La nutricionista utiliza en sus tratamientos el jarabe de zinc en casos de talla baja y de infecciones, a repetición de acuerdo con la necesidad de cada paciente la dosificación sube o baja a requerimiento del niño.